Presentación

Mis experiencias en la cocina. Relatorio de mi pequeños pasos culinarios.

domingo, 3 de mayo de 2015

MOLLEJAS DE TERNERA GUISADAS

Esta receta solía prepararla mi suegra porque a mi chico le encantan. La verdad es que a mí las recetas con ingredientes de casquería no me entusiasman, así que cuando preparo estas mollejas las hago tan sólo para él, que le entusiasman y las devora.
Los ingredientes que pongo en esta receta, por tanto, son tan sólo para una persona.


Ingredientes (1 persona):
  • 250 gramos de mollejas de ternera
  • 80 ml de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • sal
  • colorante alimentario o azafrán
  • aceite de oliva virgen

Preparación:

En primer lugar procedemos a limpiar las mollejas. Para ellos las sumergimos en un bol con agua fría y un chorrito de vinagre y las dejamos un par de horas. Después las lavamos bien para sacarles el sabor  del vinagre. A continuación las troceamos y las reservamos. Pelamos y picamos los dientes de ajo. Ponemos aceite de oliva virgen en una olla, agregamos los dientes de ajo y la hoja de laurel y los doramos ligeramente. Agregamos las mollejas y rehogamos a fuego bajo durante unos quince minutos. Agregamos entonces  la sal.
Añadimos el vino y el colorante o el azafrán y dejamos que se cocinen a fuego medio durante 30-35 minutos. Los cinco primeros minutos lo haremos con la olla destapada y luego la taparemos hasta el final de la cocción. Si vemos que el guiso se nos está quedando sin salsa, añadiríamos un poco de agua y una pizca más de sal, para que no nos quede soso.


Servimos y ¡listo!. ¡Buen provecho!.

domingo, 26 de abril de 2015

TALLARINES AL HUEVO CON GULAS Y GAMBAS AL AJILLO

Han pasado muchos meses desde mi última publicación en este blog.  Y no sólo ha pasado mucho tiempo, también   han ocurrido muchas cosas, incluso la pérdida de un ser muy querido para mi, con el que compartí mi vida los últimos once años y medio y al que echo de menos cada día que pasa. Tan sólo los que me conocen bien saben hasta que punto era importante para mí y lo mucho que ha significado su pérdida.
Puedo decir, ahora que empiezo a  ver la luz al final del túnel, que estos últimos meses han sido una de las etapas más duras de mi vida. Todavía sigue siendo duro, pero me he dado cuenta de que tengo mucha gente a mi alrededor que me apoya y me da fuerzas para seguir adelante y eso hace que el camino que me queda por recorrer sea mucho más fácil, a pesar de las dificultades. Gente que me ayuda a sonreír en los malos momentos, que me agarra de la mano para sacarme del pozo cuando creo que ya no puedo hundirme más y que me da todo su apoyo y su calor cuando lo necesito. Con vuestro permiso, esta entrada se la quiero dedicar a ellos. A mi familia y a mis amigos. A aquellos que han estado a mi lado en estos duros momentos. Especialmente a Alf, por su apoyo constante, su amor y su fuerza; a Marta y a Laura por su cariño inocente e incondicional; a Carmen, por su locura y su alegría permanente y, por supuesto, a Estíbaliz, una mujer increíble, de gran fortaleza, sin cuya ayuda y consejos no podría estar ahora mismo escribiendo esta entrada. Gracias Esti, por esa llamada y por tus palabras de ánimo.  ¡No sabes cuánto ha significado para mi!.

Y ahora, vayamos con la receta. El plato de hoy es muy sencillo y solía prepararlo muy a menudo mi madre, aunque ella lo preparaba tan sólo con gambas. Espero que lo disfrutéis. 



Ingredientes (para seis personas):
  • 500 gramos de gambas peladas y congeladas
  • 400 gramos de gulas
  • 8 dientes de ajo
  • 500 gramos de tallarines al huevo
  • 1 hojita de laurel
  • 1 guindilla
  • 2 teaspoon de pimentón dulce
  • aceite de oliva
  • sal
  • agua


Elaboración:

Echamos abundante aceite en una sartén. Pelamos los ajos y los troceamos. Los doramos ligeramente junto con la hoja de laurel. Agregamos las gambas descongeladas y secas, añadimos sal y dejamos que se cocinen un par de minutos.


Agregamos entonces las gulas, la guindilla  y  lo dejamos dos o tres minutos más al fuego. En cuanto pinchemos las gambas con un tenedor y estén tiernas, estarán listas. En ese momento, apartamos del fuego y dejamos templar. Añadimos entonces las cucharadas de pimentón dulce y removemos bien.
Cocemos la pasta en abundante agua con sal siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez esté cocinada "al dente", la escurrimos bien, la ponemos en una olla y le volcamos encima las gulas con las gambas y el ajillo. Servimos y disfrutamos de un plato delicioso. ¡Buen provecho!.

martes, 24 de junio de 2014

ROMANESCU CON SALSA DE GAMBAS



El romanescu (Brassica oleracea) pertenece a la familia de las coles y es un híbrido de brécol (Brassica oleracea var. italica) y la coliflor (Brassica oleracea var. botrytis) de la familia de las brasicáceas. Como todas las especies de esta familia, es rico en vitamina C, fibra soluble y carotenoides. Contiene también fósforo, potasio y ácido fólico, resultando menos flatulento que el resto de las colas. Además es ideal para la dietas de adelgazamiento pues su aporte calórico es muy bajo.
Presenta un color verde más claro que el brócoli aunque su textura y sabor es similar a éste y al de la coliflor, quizá algo más suave. Se cocina hervido o al vapor, pero menos tiempo, pues resulta bastante tierno y no conviene cocinarlo mucho pues se nos deshará convirtiéndose en una pasta. También se puede consumir crudo o a la plancha.
La receta que hoy os traigo la podemos hacer tanto con brécol como con romanescu, pues está muy buena con ambos ingredientes. Espero que os guste
 
Ingredientes
  • 1 romanescu (aproximadamente de 1 kg de peso)
  • 600 gramos de gambas
  •  100 ml de vino blanco
  • Leche evaporada (500 gramos)
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • ¼ de teaspoon de pimienta blanca
  • 1 hoja de laurel
Elaboración
Lavamos bien el romanescu y lo troceamos. Lo cocemos en abundante agua con sal y cuando empiece a hervir, agregamos un chorrito de aceite de oliva para avivar el color de la verdura. Lo cocemos hasta que esté tierno, sin llegar a deshacerse. Escurrimos y reservamos.
Cocemos las gambas con abundante agua con sal y una hoja de laurel. Una vez cocidas y frías, retiramos las cabezas y la piel. Las reservamos, al igual que las gambas ya peladas y el agua de la cocción.
En una olla ponemos un chorrito de aceite de oliva junto con las cabezas y pieles de las gambas y rehogamos durante un par de minutos. Agregamos el vino blanco y dejamos cinco minutos al fuego para que se evapore el alcohol. Agregamos el caldo de cocer las gambas y un brick de leche evaporada. Cocemos todo junto durante cinco minutos. Batimos con una batidora, colamos la salsa y agregamos las cucharadas de salsa de soja. Mezclamos todo bien. 
Disponemos en una olla el romanescu cocido, por encima le agregamos las gambas cocidas, napamos con la salsa de gambas, ponemos a fuego bajo dos o tres minutos y servimos. ¡Buen provecho!.

lunes, 16 de junio de 2014

CHULETAS DE CERDO CON SALSA DE TOMATE Y ACEITUNAS



Ingredientes (6 personas)

  • 6 chuletas de cerdo
  • 3 cebollas
  • 3 dientes de ajo 
  •  100 ml de coñac
  • 70 gramos de aceitunas verdes sin hueso
  • 1 bote de tomate natural pelado (780 gramos peso neto)
  • 2 teaspoon de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • ¼ de teaspoon de pimienta negra
  • ¼ de teaspoon de curry en polvo
  • Patatas al gusto 

 

Elaboración
Salpimentamos las chuletas, las doramos en aceite de oliva y reservamos.
Cortamos las cebollas en juliana, las rehogamos en aceite junto con los dientes de ajo hasta que estás estén blandas y transparentes. Agregamos el coñac y dejamos al fuego hasta que reduzca.
Agregamos entonces el tomate, las chuletas ya doradas que habíamos reservado y las especias, añadiendo las dos cucharaditas de azúcar para mitigar la acidez del tomate. Dejamos a fuego medio durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo agregamos las patatas peladas y cortadas en dados y dejamos al fuego unos 15/20 minutos más, hasta que las patatas estén casi hechas. En ese momento, agregamos las aceitunas y dejamos al fuego un par de minutos más. 
 
Apagamos el fuego y dejamos reposar antes de servir. ¡Buen provecho!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free Dinner Cursors at www.totallyfreecursors.com