Presentación

"¡ Qué la comida sea tu alimento y el alimento sea tu medicina!". (HIPÓCRATES)

miércoles, 31 de julio de 2013

APERITIVOS Y OTRAS RECETAS ELABORADAS CON SNATT´S NATUCHIPS DE GREFUSA

Hace unas semanas Grefusa se puso en contacto conmigo y me envió a casa unas bolsas de NatuChips de Snatt´s para que las probara.  Lo cierto es que había visto la publicidad en la tele y me apetecía mucho ver cómo sabían, y más sabiendo que NatuChips de Snatt´s tienen un 70% menos de grasa que las patatas fritas clásicas. Están elaboradas con ingredientes 100% naturales, a base de cereales patatas y soja y, no sólo eso, es que no están fritas sino horneadas. Además están libres de gluten y se elaboran sin colorantes artificiales ni conservantes. Las tres propuestas de NatuChips que hay en el mercado son: NatuChips de Tomate, queso y orégano, NatuChips de barbacoa y NatuChips de Queso y especias. Yo he probado las dos primeras y os puedo asegurar que hoy mismo me voy a comprar las de Queso y especias, porque me han gustado mucho y me he quedado con muchas ganas de probar ese sabor.

 La verdad es que están muy buenas, tanto para disfrutar así solas, como snacks, o utilizándolas para la elaboración de platos variados. Las bolsas que me mandaron cundieron bastante y las usé para elaborar diferentes recetas que a continuación os cuento. No os pongo cantidades porque eso dependerá del número de comensales para quienes las preparéis.
Con las NatuChips de tomate, queso y orégano, si le añadimos un poco de queso y aceitunas, podemos hacer unos aperitivos tan ricos como éstos. Yo le puse queso semicurado, pero creo que el queso Philadelfia también le quedaría estupendo y rematado todo con una anchoa y/o pimiento de piquillo, sería ya delicioso (esta idea me la apunto para la próxima vez ).
Las NatuChips de barbacoa quedan también estupendas poniéndoles encima unas rodajas de huevo cocido,  mayonesa y un poco de pimentón dulce para coronar estos snacks.
 Por supuesto, también probé a hacer una tortilla con estos snacks y me pareció deliciosa. Batís unos huevos, una pizca de sal y las NatuChips y tenéis una tortilla buenísima, en este caso, con un delicioso toque a barbacoa.
Y ya, por último, toca una receta divertida. Un día que las peques se aburrían en casa, nos pusimos a hacer un sandwich-casita, con rellenos diferentes entre las capas de pan de molde (queso, mortadela, mezcla de atún con maíz dulce, aceitunas y mayonesa; mezcla de judías, zanahorias cocidas con mayonesa, huevo cocido y atún...) y el tejado se lo pusimos de NatuChips. Para pegar estas tejas tan originales utilizamos un poco de mayonesa. Como os podéis imaginar, las peques disfrutaron de lo lindo elaborándola y más todavía comiéndola. Os puedo asegurar que lo primero que voló fue el tejado de NatuChips y que se peleaban por ver quién se comía más tejas.


Aquí os dejo estas propuestas para acompañar a las NatuChips de Grefusa aunque, tal y como mencioné anteriormente, comerlas solas, así tal cual vienen en la bolsa, es también un autentico placer, os lo aseguro.

martes, 30 de julio de 2013

HELADO DE FRESAS DE LA ABUELA

Esta receta la hice hace bastante tiempo pero entre unas cosas y otras, se me ha ido quedando atrás y no le he publicado hasta hoy. La verdad es que este helado tiene una historia detrás y por eso me he decidido a subirla, a pesar de que la temporada en que las fresas eran más abundantes ya ha pasado.
 
Todos los años mi suegra plantaba fresas en el huerto, así que siempre disfrutábamos de unas buenas fresas “de casa”. Supongo que los que me seguís sabéis que ella falleció en marzo de este año. Pues bien, mi suegro, poco tiempo después del fallecimiento de su mujer, arrancó las plantas de fresas del huerto para plantar otras cosas, según él, más productivas (verdura, pimientos, tomates…etc). Mi “costillo” recogió algunas de las plantas y las plantó en macetas alargadas y grandes, para conservar algo de lo que había plantado su madre y dudando bastante que dieran algún fruto.  Lo cierto es que la cosecha ha sido bastante abundante y hemos podido disfrutar un año más de unas deliciosas fresas. Con las primeras que recogimos hice este delicioso helado que, desde entonces, para las peques de la casa se ha convertido en el "helado de fresas de la abuela".
 

Ingredientes
  • 350 gramos de fresa
  • 2 yemas de huevo
  • 80 gramos de azúcar glas
  • 2 sobres de azúcar avainillado
  • 200 ml. de nata
  • 200 ml. de leche (usé leche semidesnatada)
  • galletas de canela para decorar
Elaboración
En primer lugar lavamos bien las fresas y les sacamos los rabitos. Las cortamos y las trituramos. Separamos las yemas de las claras y las echamos en un bol. Les incorporamos el azúcar y batimos enérgicamente hasta que la mezcla se vuelva pálida y cremosa. Le agregamos la leche fría y removemos bien.
 
 Montamos la nata y se la agregamos a la mezcla anterior mientras vamos removiendo poco a poco hasta que quede bien incorporada y tengamos una más homogénea. A continuación añadimos el puré de fresa y removemos todo bien.

A partir de ese momento podemos seguir el método tradicional para elaborar el helado o bien utilizar una heladera. Si no la tenemos, debemos volcar la mezcla en un recipiente que meteremos en el congelador. Cada hora, aproximadamente durante cuatro horas, tendremos que remover el helado para que éste no cristalice. Cuando tenga la textura que consideramos conveniente, lo dejaremos en el congelador. Para servirlo será necesario retirarlo unos diez o quince minutos antes del congelador.
En caso de disponer de heladera, volcamos igualmente la mezcla en un recipiente y lo metemos en la nevera al menos cuatro horas. Transcurrido ese tiempo se habrá enfriado lo suficiente y podremos echarla en la heladera. La dejaremos funcionando al menos 40 minutos. Después echaremos en un recipiente apto para congelar y al congelador. Igual que con el método tradicional, retiramos del congelador unos 10-15 minutos antes de servirlo, para que esté un poco más blando.
A la hora de servirlo, podemos decorarlo con unas galletas de canela y unas fresas. ¡Buen provecho!.

miércoles, 17 de julio de 2013

ENSALADA DE BACALAO AHUMADO CON GARBANZOS

En verano se nos hace un poco cuesta arriba pasarnos horas y horas en la cocina preparando elaborados platos. Lo cierto es que además nos apetece comer cosas fresquitas  y que sean fáciles y rápidas de preparar, para poder disfrutar al máximo el tiempo libre. Hoy os traigo una ensalada que cumple todos esos requisitos. Os puedo asegurar que está deliciosa, con ingrediente de lo más sencillos y que se hace en un abrir y cerrar de ojos. Bueno, casi podríamos decir que se hace en un abrir y cerrar de  conservas, tal y como podéis comprobar en la descripción de la elaboración de la misma. Espero que os guste la idea y que la disfrutéis en casa tanto como nosotros solemos hacerlo, porque esta ensalada nos encanta.

Ingredientes
  • 1 bote de garbanzos cocidos (570 gramos – peso neto, 400 gramos de peso escurrido)
  • 4 huevos cocidos
  • 160 gramos de bacalao ahumado
  • 3 tomates
  • 6 pimientos de piquillo
  • 16 cebolletas en vinagre
  • aceitunas negras sin hueso (valdrían con hueso pero es más incómodo a la hora de comer la ensalada)
  • 8 pepinillos en vinagre
  • 2 cucharaditas de café de alcaparras 
  • perejil picado
Para la vinagreta
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal 
  • una pizca de pimienta negra recién molida


Elaboración
Escurrimos bien los garbanzos  y los pasamos por un chorro de agua fría para eliminar el sabor del líquido de la conserva. Una vez están bien escurridos, los echamos en una ensaladera.
Cortamos en tiras las lonchas de bacalao ahumado y las  añadimos a la ensalada. Escurrimos también los pimientos de piquillo, los cortamos en tiras y los incorporamos. Escurrimos los pepinillos, las cebolletas, las alcaparras y las aceitunas y también las agregamos. Antes de hacerlo, cortamos los pepinillos en rodajas y las cebolletas por la mitad. 
Lavamos bien los tomates, los cortamos en dados y los añadimos. Cocemos los huevos y los dejamos enfriar. Los pelamos, los cortamos y se los agregamos a nuestra ensalada
Una vez hemos echado todos los ingredientes, preparamos la vinagreta. En un cuenco echamos el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta negra molida y emulsionamos hasta que deje de estar transparente, tal y como se ve en la siguiente imagen. 

 
Lavamos bien el perejil, lo troceamos muy menudito y se lo añadimos a la ensalada. La aliñamos con la vinagreta, removemos bien y servimos. Espero que os haya gustado. ¡Buen provecho!.

domingo, 14 de julio de 2013

QUICHE DE QUESO BRIE, CALABACÍN Y JAMÓN SERRANO

Sí, si…ya sé…en muchos lugares todavía hace demasiado calor para encender el horno y os va a dar mucha pereza preparar este quiche. Os advierto que está delicioso y que, por no pasar un poquito de calor a la hora de hornearlo, os estaréis perdiendo una  verdadera delicia. En cualquier caso, aquí os dejo la receta por si cuando vuelva el fresquito (que volverá) os apetece hacerlo.

Ingredientes
  • 300 gramos de queso brie (en este caso usé de la marca Duc de Coeur)
  • 1 calabacín mediano
  • 4 dientes de ajo
  • Masa quebrada fresca
  • 4 huevos
  • 500 gramos de leche evaporada
  • 50 gramos de taquitos de jamón serrano
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharadita de las de café de hierbas provenzales
  • ¼ de cucharadita de café de pimienta negra recién molida
Elaboración
Pelamos y picamos los ajos. Los doramos ligeramente en una sartén. Le sacamos la corteza al queso, humedeciendo la hoja del cuchillo con agua fría, para que el queso no se nos pegue a él,  lo cortamos en dados y reservamos. Una vez que el calabacín esté bien lavado,  lo cortamos en rodajas finas. Lo echamos en la sartén, con un poco de sal y lo cocinamos 5 minutos. Añadimos entonces la pimienta negra y las hierbas provenzales. Cuando el calabacín esté casi listo, agregamos el jamón serrano y lo mantenemos al fuego un par de minutos más. Después retiramos y reservamos.

En un bol batimos los huevos, les añadimos una pizca de sal y agregamos la leche evaporada. Mezclamos todo bien y reservamos. Preparamos la masa quebrada tal y como solemos hacer para las quiches (ver aquí). Mezclamos el calabacín y el queso con el huevo y la leche evaporada y lo ponemos sobre la masa.
 
Metemos en el horno precalentado durante unos 20-25 minutos a 200ºC.  El tiempo final de horneado dependerá del horno. Para saber cuándo está listo, pincharemos con un palillo el centro de nuestra quiche y si éste sale limpio podremos sacarlo ya del horno.

Servimos y comemos. Os aseguro que está muy bueno. ¡Buen provecho!

viernes, 12 de julio de 2013

FALSOS CANELONES DE JAMÓN COCIDO, QUESO Y PIQUILLOS

La verdad es que he dudado bastante a la hora de subir esta receta porque con lo facilona que es, no estaba segura si merecía la pena. Después de haberlo meditado mucho, dado que en verano le solemos dedicar menos tiempo a la cocina, por aquello de la playa, las vacaciones y el turisteo y que, con el calor que está haciendo últimamente, lo que más nos apetece comer es algo bien fresquito, me decidí a publicarla. Se trata de un aperitivo muy fresquito, fácil de preparar sin que para ello sea necesario si quiera encender la cocina. Además nos lo podemos llevar a la playa o al campo metido dentro de un tupper, o bien comerlo en nuestra casa. Os aseguro que están muy buenos

Para hacerlos necesitamos:
  • 250 gramos de jamón cocido en lonchas
  • 200 gramos de queso Philadelfia
  • 6 pimientos de piquillo en conserva

 La elaboración es más que sencilla. Simplemente debemos extender las lonchas de jamón cocido y, con ayuda de un cuchillo mantequillero le ponemos abundante queso por  encima. Sed generosos con la capa de queso, pues así resultarán más sabrosos. 

 
Después escurrimos bien los piquillos, los troceamos y los ponemos encima del queso. A continuación enrollamos y ¡listo!. Podemos acompañarlos de una ensalada bien fresquita o tomarlo así solos. 

 

miércoles, 10 de julio de 2013

BROCHETAS DE POLLO MARINADO, SALCHICHA COCKTAIL Y DÁTILES RELLENOS CON BACON

Estas brochetas son ideales para hacer a la parrilla o a la plancha. Están deliciosas y son perfectas para una comida o cena al aire libre. Yo las he acompañado de unas patatas asadas al horno, pero también podemos hacer una rica ensalada. La clave del sabor tan bueno de estas brochetas está en la marinada del pollo y en el resto de los ingredientes que los acompañan. Os animo a que lo probéis, porque desde luego ¡está buenísimo!
Ingredientes (para 14 brochetas)
  • 2 pechugas de pollo
  • 28 salchichas de cocktail
  • 300 gramos de bacon (en lonchas)
  • 14 dátiles
  • Queso de untar al ajo y finas hierbas
  • 1/2 pimiento amarillo
  • 7 tomates cherry
Para la marinada de las pechugas de pollo:
  • 1 cucharadita de las de café de curry
  • 1 cucharadita de las de café de pimentón dulce
  • Sal de ajo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de café de crema de vinagre balsámico

 Elaboración
Troceamos las pechugas en dados y preparamos la marinada, echándoles primero las especias, luego el aceite y, por último, la crema de vinagre balsámico. Mezclamos todo bien y las dejamos macerar al menos cuatro horas (es mejor prepararlo el día anterior y dejarlo toda la noche, para que cojan más sabor) dentro de la nevera en un bol cubierto con film .
 
Mientras tanto, procedemos a preparar los dátiles. Les extraemos las pepitas y los rellenamos con queso de untar con sabor al ajo y finas hierbas. Después procedemos a envolver los dátiles, ya rellenos, con una loncha de bacon.
 
Troceamos el pimiento y partimos los cherrys a la mitad. En cuanto al pimiento, yo he utilizado uno amarillo, que es menos sabroso, pero también podemos usar el verde o el rojo, que le aportará un sabor más pronunciado a nuestras brochetas.
Una vez estén marinadas las pechugas y preparados el resto de los ingredientes, procedemos a preparar las brochetas. En primer lugar debemos humedecer bien los palitos, si éstos son de madera, para evitar que se quemen. Si son de metal, no hará falta (eso sí, tendremos cuidado al agarrarlos en el momento de darles la vuelta)
El orden en que se coloquen los ingredientes es indiferente. En primer lugar yo coloqué un dátil envuelto en bacon en cada brocheta, a continuación, un trocito de pimiento, después una salchicha, una loncha de bacon doblada, un trozo de pechuga de pollo, de nuevo, una loncha de bacon, después otro dado de pechuga, una salchicha, el tomate cherry partido a la mitad y, por último, otro trozo de pechuga marinada.
 
Una vez estén listas las preparamos a la plancha. No será necesario añadir aceite para que se hagan, simplemente con la grasa que suelta el bacon al cocinarse estarán lista en poco tiempo. Servimos calentitas. ¡buen provecho!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Free Dinner Cursors at www.totallyfreecursors.com